#CómoSalimosDeEsta

foto: manuel bruque/efe

Remezón ibérico

Publicado: 2015-05-29

España acaba de vivir un sismo electoral de esos que comienzan como un temblor y pueden acabar en un terremoto. Pero no es para asustarse: no se trata de la llegada del ‘chavismo’, como proclaman algunos nerviosones allá y acullá; es simplemente que la gente le ha hecho el pare a un bipartidismo que venía apagando

sus esperanzas sin piedad.

La irrupción de Manuela Carmena en Madrid y de Ada Colau en Barcelona, como posibles alcaldesas, es la señal más clara de un cambio sustantivo, de un giro del centro hacia la izquierda, proveniente no de las vetustas estructuras partidarias sino de la calle, de los movimientos sociales. Del rumor popular que exigía un vuelco político.

Una al frente de Ahora Madrid y otra como candidata de Barcelona en Comú significan la primera ola de proporciones en el escenario electoral. Podemos, el movimiento estrella que inició esta faena histórica, está detrás de ambas, con lo que ha demostrado tener un oxígeno e imaginación que lo mantiene en vigorosa vigencia.

El Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) siguen teniendo mayoría en el conteo global de estas elecciones autonómicas y municipales, son aún los notables de la política española, aunque han perdido muchísimos votos (más de 3 millones entre ambos). Su reinado está asomándose, si no a su fin, a un declive.

¿Por qué ha cundido cierta alarma? La especie más recurrente es que Podemos es el cable ibérico del chavismo, una idea que no resiste el análisis ni en este ni en el otro lado del charco. Es cierto que en parte de los frentes ganadores hay simpatías por los populismos latinoamericanos, solo que Madrid no es, en modo alguno, Caracas.

No hay en Podemos ningún militar detrás, ni riqueza petrolera para pelearse, ni deseos de expropiar. Sí hay el propósito –por ejemplo en Ahora Madrid– de parar desalojos, de garantizar suministros básicos para quienes no puedan pagarlos. Lo más que se podía decir es que trata de rebobinar un poco el Estado de Bienestar.

Responder, en suma, a los dramas de la gente, no a los cálculos de los políticos. Es muy significativo, por eso, que la potencial alcaldesa de Barcelona (en España se decide el puesto armando bloques de regidores) haya sido alguien que, en su momento, fue arrestada por la policía por protestar contra los desahucios.

Siempre puede haber un riesgo en la novedad. Pero mejor que la haya a que se siga en lo mismo. En esta hora crucial, finalmente, una palabra de reconocimiento al Movimiento de los Indignados, nacido el 15 de mayo del 2011. Nacieron de la cólera, de la impotencia, mas no se quedaron allí. Ahora se asoman, lentamente, al Poder.

Publicado en 'Meditamundo' de La República el 26/5/2015


Escrito por

Ramiro Escobar

Periodista. Especializado en temas internacionales y ambientales.


Publicado en

Meditamundo

Un blog de Ramiro Escobar